Informamos con Fontilles sobre el Día Mundial contra la Lepra

24/01/2020 Agencia Magnet

El domingo 26 de enero se celebra el Día Mundial contra la Lepra, una efeméride instaurada en 1954 con el objetivo de sensibilizar sobre la existencia de una enfermedad que muchas personas creen erradicada, y conseguir la ayuda necesaria para prevenirla, detectarla, reducir la incidencia de las discapacidades asociadas y garantizar el futuro de quienes la padecen o la han padecido. Como responsables externos del gabinete de prensa de la Fundación Fontilles, referente español en la lucha contra la enfermedad, nos hemos encargado un año más de la campaña informativa impulsada por la entidad.

La enfermedad de la lepra registró 208.619 nuevos casos en el mundo en 2018, último año del que existe información. La cifra supone un 1,2% menos que los 211.182 nuevos casos comunicados por los estados a la Organización Mundial de la Salud en 2017 y está muy por debajo de los 400.000 que preveían para dicho año las proyecciones elaboradas en 2004 para la OMS por expertos de los departamentos de salud pública del Centro Médico Universitario de Rotterdam (Holanda) y de la Universidad de Aberdeen (Escocia). Además, en dicho periodo volvieron a aumentar las recaídas en la enfermedad y continuaron existiendo altas tasas de discapacidades asociadas y de detección en niños y niñas.

Un 79,6% de los casos han sido detectados en India (120.334), Brasil (28.660) e Indonesia (17.017), y los reportes han avanzado en cuatro de las seis regiones en que se estructura la OMS: un 21,8% en el Mediterráneo Oriental (de 3.563 en 2017 a 4.338 en 2018), un 6,2% en América (de 29.127 a 30.957), un 1,3% en el Pacífico Occidental (de 4.140 a 4.193) y, de manera marginal, en Europa, de 39 a 50 nuevos casos. La reducción global del 1,2% es consecuencia del descenso del 1,1% registrado en África (de 20.828 a 20.586) y, sobre todo, de la disminución del 3,3% en la región del Sudeste Asiático (de 153.487 a 148.495). A su vez, dicha reducción de las detecciones en la región asiática meridional es atribuible a la disminución en los reportes de India, que en 2018 informó de la aparición de 120.334 nuevos casos, frente a los 126.164 de 2017.

Las recaídas en la lepra aumentaron en un 5,3%, al pasar de 3.192 en 2017 a 3.362 en 2018, lo que supone a su vez un incremento del 156,6% respecto a las 1.312 comunicadas en 2014, el año con menos registros, y evidencia un deterioro en la vigilancia de la evolución del tratamiento. A su vez, se detectaron 16.013 casos en niños y niñas menores de catorce años, un 7,6% del total, lo que indica la continuidad de la transmisión en las comunidades empobrecidas. Además, las personas afectadas que presentaron discapacidades de grado 2 (visibles) en el momento de la detección ascendieron a 11.323, el 5,3% de los nuevos reportes, 350 en niños y niñas. La tasa de discapacidad se situó en 1,5 casos por millón, pese a que Estrategia Mundial contra la Lepra 2016-2020 contempla rebajarla a menos de uno por millón.

La tasa de discapacidad y el contagio en niños y niñas incumplen dos de los objetivos de la campaña Triple Cero de ILEP, de la que Fontilles es miembro: cero transmisión y cero discapacidad. A su vez, los 83.128 reportes de nuevos casos en mujeres supusieron solo el 39,8% del total pese a tener las mismas posibilidades de contraer la enfermedad que los hombres, lo que sigue indicando una brecha de género en la detección.